La huerta de abril, el pilar principal del proyecto

 

Bajo el lema “Sembrando Vida” y favorecidos por las excelentes condiciones ambientales de las que gozamos: agua de manantial, abonos propios, aire puro sin ninguna industria pesada alrededor; nos dedicamos al cultivo de verduras y hortalizas.
Las coles, acelgas, espinacas, pimientos, remolacha, zanahorias entre otras, son las que hacen que la huerta se vista de colores. Las patatas, judiones y tomates han sido productos que siempre se han cultivado en estas tierras; la Huerta de Abril continúa con el cultivo de estas, ayudando así a la conservación de las variedades locales y por ende, fomentando y conservando la cultura y las tradiciones rurales y apostando por el consumo local.
En la Huerta de Abril se cultiva más de 45 especies comestibles, entre ellas: Pensamientos, cebolletas, caléndulas, violetas, remolachas, lechugas, fresas, acelgas, espárragos, espinacas, rúcula, armuelle, manzanilla, pimientos, hierbas mentas, mostaza, rabanitos, zanahorias… Todas ellas libre de agroquímicos y cultivadas de forma artesanal.